domingo, 15 de septiembre de 2013

ENTREVISTA A FONDO CON EL CHELISTA, EROS JACA


BIOGRAFÍA


Nacido en Zaragoza, se inicia en el violonchelo de la mano de Aleksander Czajkowski y Pilar Juan para posteriormente realizar sus estudios superiores con profesores como David Apellaniz, Ángel Luis Quintana, Damián Martinez y Asier Polo, en el Conservatorio Superior de Música de Aragón y Musikene. Posteriormente prosigue sus estudios de perfeccionamiento en Berlin con el profesor Claudio Bohorquez.




A continuación es aceptado en el Instituto Internacional de Cámara de Madrid, de la Escuela Superior de Música “Reina Sofia”, bajo la tutela de Ralf Gothoni y Eldar Nebolsin. Ha recibido clases magistrales de Ivan Moniguetti, Arto Noras, Heime Müller, Josep Maria Colom, Ferenc Rados, Gabor Takács y los miembros del Cuarteto Casals y Artemis Quartet, entre otros.

Ha obtenido una decena de premios nacionales e internacionales, destacando: Primeros Premios en el Concurso Internacional de Música de Benidorm y en el Concurso Nacional “Ciutat de Xátiva”; en el apartado de música de cámara, Primer Premio en el Concurso Permanente Juventudes Musicales y Premio Especial en el Concurso Internacional “Mirabent i Magrans”.

Durante sus años de formación ha recibido el generoso apoyo de organismos públicos como Ministerio de Cultura o la Diputación Provincial de Zaragoza, e instituciones como la Fundación Albeniz, Fundación BBVA- JONDE e Ibercaja.

Como solista, ha actuado con agrupaciones como la Camerata Aragón, la Camerata del Forum Internacional de Torrelodones, Orquesta Presjovem, String Orquest of Budapest (Alemania), la Philarmonia Sudecka Orchestra (Polonia) y la Orquesta de Cámara del Auditorio de Zaragoza “Grupo Enigma”, siendo dirigido por directores como Michael Meissner, János Pilz o Juan José Olives.

También ha realizado grabaciones para RTVE, EITB, y Antena Aragón. Recientemente ha sido invitado como profesor seccional de la Orquesta Infantil Nacional Carmen Lyra (Costa Rica).

Ha actuado en el Festival Musica- Musika de Bilbao (Bach is back), Festival del Museo del Foro Romano de Zaragoza, Festival Internacional de Mendigorría y en la Quincena Musical Donostiarra, y en salas como el Palacio Euskalduna de Bilbao, Auditorio de Zaragoza, Teatro Maria Leonor de Jaén, Auditorio Ateneo de Santander, Sala Maria Cristina de Málaga, Palacio de Congresos Kursaal de San Sebastián y en el Prieuré Le Mesnil Saint- Martin de Burdeos (Francia). También ha participado en otros festivales como International Musicians Seminar Prussia Cove (Inglaterra) o  International Music Festival Youth Classics (Alemania).

En la actualidad estudia en la “Hochschule der Künste Bern” (Suiza) realizando Master en Interpretación, bajo la dirección de la violonchelista Louise Hopkins.

 COMENZAMOS LA ENTREVISTA
Tengo que confesar que siento una gran debilidad por éste jovencísimo pero gran chelista y por su imparable trayectoria y exhaustivo trabajo, está dentro del grupo de músicos a los que represento y trato de hacerlo, en la medida en que puedo y a veces sin mucho éxito en las circunstancias difíciles que nos toca vivir.

Eros se ha alojado en casa alguna que otra vez lo que me permite conocerle más de cerca que a otros intérpretes.

Eros, sabes cuánto admiro tu gran trayectoria profesional, sobre todo pensando en que, no hay nadie en tu familia dedicado a la música y que has sido tú mismo quien has ido diseñando paso a paso lo que eres hoy…

video
R. Es cierto que en mi familia no hay nadie relacionado con el mundo de la música. Empecé de forma fortuita cuando iba a inscribirme a clases de dibujo. Debido a que era demasiado joven, no pude matricularme. Y justo enfrente, estaba la Escuela de Música de Ejea de los Caballeros, despertando mi interés sobre lo que allí podría encontrarme.

Se que eres como una hormiguita, ¿has sido siempre así? quiero decir, ¿supiste desde muy pequeño que querías ser músico y te aplicaste ya desde entonces con esa gran tenacidad que yo he visto?

R. Empecé tocando en la banda de mi pueblo, por lo que ya por entonces me tenía que esforzar al máximo para poder escucharme a mí mismo al estar rodeado de tubas, saxofones, bajos y trombones. Fuera de broma, en mi casa siempre me enseñaron que cuando se empieza algo es para terminarlo, y sabemos que la música cuanto más camino recorres, más camino te queda.

Por cierto ¿a qué edad empezaste a estudiar violonchelo y motivado por qué?

R. Comencé a los 8 años con el violonchelo porque desde el primer momento me llamó mucho la atención el físico y el sonido del mismo.

Veo que has tenido bastante experiencia en concursos: ¿Vas a presentarte a algún otro concurso a partir de ahora o eso ya quedó atrás?.

R. A corto plazo no tengo intención de hacerlo, pero más adelante es posible.

Has formado parte del exclusivo club de alumnos del Instituto Internacional de Cámara Reina Sofía de Madrid, ¿cómo fue tu experiencia allí y qué fue lo que más te gustó?

R. Estuve allí durante un año especializándome en música de cámara, formando parte del Trío Baroja. Fue una temporada muy intensa, con muchos conciertos y proyectos, además de tener la suerte de poder trabajar con profesores de la talla de Ralf Gothoni y Eldar Nebolsin. Sin duda, fue algo muy positivo, que me ayudó a tomar decisiones.

También eres de los que ya lleva viviendo fuera de España unos años, ¿en qué sitios del extranjero has vivido y cuánto tiempo?.

R. He tenido la suerte de viajar mucho y se podría decir que ha sido este año en Suiza la temporada más larga que he estado de forma permanente. Me considero una persona inquieta, que no puede estar más de un mes en el mismo sitio.

Aquí la gente cree que ir a estudiar fuera es siempre más caro, pero a veces te llevas sorpresas. ¿Qué tal es estudiar en Berlín? ¿cuánto tiempo estuviste allí?

R. Tuve la oportunidad de trabajar de forma privada durante un año con el violonchelista Claudio Bohórquez,  con el apoyo económico de la JONDE y de la Diputación Provincial de Zaragoza. Viajaba una o dos semanas todos los meses, para recibir clases de manera muy intensiva. Fue una experiencia fantástica, además de que Berlín está considerada la capital de la cultura, pudiendo disfrutar de inolvidables conciertos a precios de estudiante. 

Realmente, considero que eres una persona muy seria, muy formal y muy profesional…

R. La música es un arte, y el músico tiene que hacerse merecedor de poder interpretarla. Pero una vez que dejo el violonchelo, me encanta reírme y divertirme.

En tu caso, siempre me ha llamado la atención, ¿de dónde has sacado el tiempo para hacer tantas cosas?... tú solo has contactado, hecho los trámites, organizado tus conciertos, enviado programas y biografías durante años.. Es admirable toda esa super actividad en alguien tan joven…

R. Considero que a día de hoy, para que te organicen la agenda, debes haber ganado alguna importante competición internacional o tener algún apoyo considerable; y en mi caso, no se cumple ninguno de los requisitos anteriores. Todo mi movimiento, que lo empecé alrededor de tres años, nace de una necesidad y una confianza en lo que hago. Considero que en el escenario ofrezco algo diferente, pero al final quien tiene la última palabra es el público.

Y otra cosa que me llama la atención es, la cantidad de gente del mundo de la música a la que conoces… ¿tanto te has movido, Masterclasses, etc. que ha hecho que conocieras a tanta gente?

R. Mis padres han estado muchos años dedicando mucho esfuerzo para que pudiera asistir durante gran parte del verano a Masterclasses y academias musicales. Hay que añadir las experiencias en orquestas y concursos, conociendo mucha gente.

¿Te gustaría formar parte de una orquesta, con un puesto fijo?, cualquier músico en paro mataría por eso…

R. Actualmente conseguir un puesto fijo en una orquesta es algo realmente complicado. A lo largo de mi trayectoria, he tenido mucha experiencia en orquestas jóvenes: he sido chelo principal de la JONDE y la Orquesta Joven del Mediterráneo, además de formar parte de la Orquesta juvenil “Simon Bolivar” y la EUYO. He tenido la oportunidad de ser dirigido por maestros como Gustavo Dudamel, Vladimir Ashkenazy o Pablo González, tocando en el Carnegie Hall, Konzerthaus de Berlín o la Scala de Milán. Volviendo a la pregunta inicial, hoy en día, mis objetivos son otros. El futuro dirá.

Estudiaste en Zaragoza y siempre he pensado que allí hay un gran nivel en la clásica…

R. Me tuve que trasladar con 14 años a Zaragoza para empezar mis primeros estudios oficiales; Grado Profesional. Dos años más tarde estaba en el Conservatorio Superior de Aragón, estudiando con David Apellaniz y Ángel Luis Quintana. Formé parte de la generación que se trasladó del antiguo al actual edificio, y viviendo como cambió el panorama musical en cuestión de años. Sin duda, es algo de lo que me alegro, ya que ha puesto a Zaragoza como uno de los puntos referentes donde los estudiantes quieren ir a formarse.

Afortunadamente has tenido y tienes grandes profesores en tu carrera ¿hay alguien que te haya marcado en especial y por qué?

R. En mi opinión, todos mis profesores me han marcado de una manera u otra. Exceptuando la profesora que tengo actualmente, destacaría dos nombres: Pilar Juan y Asier Polo. Pilar fue mi profesora del Grado Profesional, y fue alguien que siempre confió en mí y me ayudó en todo lo que pudo. Para mí, Asier  fue mi padre musical, y no voy a decir nada que no se haya dicho ya. Es alguien al que tengo mucho respeto y cariño. También en el apartado camerístico me gustaría resaltar que estuve dos años trabajando intensamente con el cuarteto Casals, quienes me marcaron mucho en mis gustos musicales.

Desde hace un año estás con la gran Louise Hopkins, Jefa del departamento de cuerda de la Guildhall School of London, una de las grandes escuelas europeas..

R. Así es; estoy estudiando con ella en la Hochschule der Künste en Berna, realizando un Master Performance, además de tener a Antonio Meneses como profesor de cámara. Sin duda está siendo una “segunda juventud” para mí. Louise es una profesora excepcional, que me está aportando algo que iba buscando hace mucho tiempo, siendo ahora quizá el momento más creativo de mi carrera.

Qué piensas de la frase: “En estos momentos los músicos españoles que puedan hacerlo, deben quedarse en el extranjero”..

R. Quizá es un consejo demasiado genérico, ya que depende de las necesidades y expectaciones de cada uno. Pero sí que recomendaría que todo el que pueda, pase la experiencia de estar una temporada en el extranjero, ya que es muy enriquecedora.

Recientemente has tocado con la Philarmonia Sudecka Orchestra en Polonia…

R. Así es, interpreté con ellos el concierto de Haydn en Re, bajo la batuta del director Michael Meissner. Fue una experiencia inolvidable, además de tener la oportunidad de conocer un país que hasta entonces no había visitado. Es muy llamativo, cómo la música clásica está adherida a su cultura, tanto como en nosotros los pasodobles.

Eres de los músicos que no evitan la música contemporánea… y que, incluso, ha estrenado alguna obra de un compositor español recientemente…

R. Considero que es primordial dar más a conocer la música actual, y no sólo me refiero a la música contemporánea actual. Hice el estreno  de “Elegías”, obra del compositor David Romero, con el “Grupo Enigma” en el Auditorio de Zaragoza, bajo la batuta de Juan José Olives, con motivo del 50 aniversario de la muerte de Luis Cernuda. Mi opinión personal de la obra es que el compositor supo captar las esencias de las “Cinco Elegías Españolas” del poeta sevillano.

Siendo hijo único, tu madre, tus padres ambos, sufrirán mucho sin ti, tantos años fuera de casa...

R. A pesar de que siempre vuelvo a casa cada cierto tiempo, nunca se acaban de hacer a la idea, pero saben de la profesión.

¿Te sientes muy solo a veces?. (lo digo por lo de vivir fuera y tal).

R. Como se dice en mi tierra a veces se tiene morriña, sobre todo durante los viajes o conciertos. Pero soy una persona afortunada en cuanto a amistades, y no tengo mucho tiempo para estar a solas. 

Se que hay una pieza de Shostakovich, para piano y chelo, de cuya interpretación te sientes especialmente orgulloso, ¿qué tiene Shostakovich para que te guste tanto?.. 

R. Quizá orgulloso no sea la palabra más adecuada. Creo entender bastante bien esta sonata, teniendo un fondo muy interesante. Es una obra totalmente neoclásica y lírica, marcada por el aquel entonces reciente enamoramiento de una estudiante. Una sonata completa, pasando por episodios de lamento, de ironía, sin olvidar los motivos rítmicos propios del compositor ruso.

Recientemente has estado en Costa Rica ¿Cómo fue la experiencia?.

R. Fui invitado por el INAEM, junto con la JONDE, para ser profesor invitado de la sección de violonchelos de la Orquesta Nacional Infantíl “Carmen Lyra”.Sin duda una experiencia inolvidable, al trabajar durante largas jornadas con chavales con mucho amor hacia la música. Me llevé un recuerdo muy agradable por su gente tan hospitalaria. Después del encuentro, estuve algunos días más conociendo centros musicales del país e impartiendo “Masterclass”.

Eros, ¿cuál es tu próximo reto?, ¿qué quieres hacer ahora o qué te gustaría poder hacer?

R. Mirando a corto plazo, en octubre de este año toco el concierto de Gulda junto con la Banda Sinfónica de Ejea de los Caballeros, que se hará en la sala Mozart del Auditorio de Zaragoza. Más ilusión me hace al ser un concierto benéfico a favor de la “Asociación de Trasplantados de Aragón”.

La última vez que nos vimos me dijiste algo así como: “he encontrado en España a la gente muy triste”

R. Cada vez que regreso a España se nota una atmósfera grisácea alrededor de la gente, que en mi recuerdo no era así. Está claro que la situación del país afecta al estado anímico de la gente en general, algo que produce tristeza y nostalgia.


Cómo ha sido tu vida en Suiza, un país tan caro pero en el que, desde luego, hay muchos jóvenes españoles estudiando música..

R. Es cierto que es un país caro, pero también los sueldos son más altos, por lo que va en proporción. Pero no hay duda de que valoran y respetan mucho la figura del músico y me remito a los últimos cambios que han realizado en su constitución, dando más importancia a la música dentro de la educación.

Dentro de unos días, el pianista Francisco Fierro y tú daréis dos conciertos en Londres.. ¿con qué programa y en qué sitios?

R. Hemos sido invitados por la Beethoven Society para actuar en el festival de Septiembre de la embajada de Venezuela, así como en ST. James Picadilly. El programa es muy variado, exigente y brillante: Beethoven, Reynaldo Hahn, Stravinsky y Tedesco, pasando por la mayoría de estilos.

¿Qué esperas de los próximos meses, un año o unos años?. ¿Cuál es tu objetivo?

R. Mis principales objetivos es seguir mejorando cada día, elevando la exigencia con uno mismo, lo cual no es fácil. Referente a los estudios,  terminaré el Master Performance que estoy realizando ahora  y seguramente continuaré con otro Master. En cuanto a proyectos, me gusta que la vida me sorprenda.
¿Crees que conseguirás ese objetivo? ¿ porqué?.

R. Soy una persona flexible y realista. Me considero afortunado si sigo disfrutando del camino.
Bueno, Eros, muchas gracias por ser tan amable. Ya sabes que estaremos muy pendientes de ti, como el gran intérprete de chelo que eres. Espero un gran éxito en tu carrera y en tu vida y suerte para tus conciertos en Londres.

Y finalizaremos con una de sus últimas grabaciones EN DIRECTO. Espero que os guste tanto como a mi.


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario