martes, 14 de enero de 2014

ENTREVISTA A CRISTINA SOBRINO DUCAY, Presidenta de la Sociedad Filarmónica de Zaragoza.


BIOGRAFÍA 

Nace en Zaragoza. Estudió piano y canto y es licenciada en Pedagogía Musical.

1979 – Entra a formar parte como socia de la Sociedad Filarmónica de Zaragoza.

1991 – Se incorpora a la Junta de Gobierno de la Sociedad Filarmónica de Zaragoza.

1999 – Es nombrada Vicepresidenta de la Sociedad Filarmónica de Zaragoza, donde se encarga de las labores de programación y búsqueda de patrocinios públicos y privados.

2005 – Entra en la Asociación de Padres del Colegio Jesús María-El Salvador, donde pasa a ser Vicepresidenta y más tarde Presidenta, reelegida dos veces, hasta terminar el  tiempo escolar de sus hijas. En este periodo entra a la Junta de Gobierno de FECAPA/ARAGON por su alto nivel de gestión y relación con otros centros. Organiza una Escuela de Música en el Colegio Jesús María-El Salvador, escuela que aún perdura dentro de las actividades del propio colegio y accesible solo a los alumnos del centro. Organiza festivales de música dentro del citado colegio. Diseña, elabora y edita la revista mensual APAInforma, todavía vigente en el citado colegio

2005 – En este periodo de tiempo es nombrada presidenta de la Asociación de Amigos de la Ópera, cargo que ostenta  hasta que la citada asociación se disuelve

2009 – Es nombrada Presidenta de la Sociedad Filarmónica de Zaragoza. Continúa su labor de programación y búsqueda de patrocinios. Comienza su relación con otras sociedades filarmónicas y asociaciones musicales de toda España. Colabora con la programación del Auditorio de Zaragoza y asesora a otros ciclos de música en España.

Gracias a su correcto y concreto manejo de las redes sociales, está permanentemente informada de las actividades de música clásica, sobre todo en Europa,  contacta directamente con primeras figuras del panorama de la música clásica actual, y difunde la Sociedad Filarmónica hasta el punto de haber sido esta Sociedad  titular destacado  en un periódico croata. La revista nacional SCHERZO, hizo mención al alto nivel de la programación de la Sociedad Filarmónica de Zaragoza, y de su impecable y rigurosa trayectoria.
Ha intervenido en diversos programas de radio y tv de Aragón, y ha sido entrevistada para Heraldo de Aragón en diversas ocasiones.

El 6 de marzo de 2012 organiza un homenaje al Maestro Peris Lacasa en el Auditorio de Zaragoza, del que se hace eco toda España, con la presencia de RTVE. La Casa Real se hace presente en el homenaje a través de un escrito, y recibiendo el encargo de ser ella quién lo lea al público asistente. En dicho homenaje hace labor de presentadora y conductora del mismo con extraordinarias críticas de público y prensa.
El 29 de noviembre de 2013 organiza otro homenaje al muy relevante compositor aragonés, Maestro Anton García Abril, por encargo de IberCaja.

Y debido a su empeño, la Sociedad Filarmónica está presente en los conservatorios de música de la ciudad, siendo sus profesores y alumnos informados e invitados a nuestras actividades y acordando colaboraciones mutuas. También La Sociedad Filarmónica está presente en Huesca, donde cuenta con 50 abonados. Y hay un inmediato proyecto de hacerse presentes en más municipios de Zaragoza y Aragón

2011 – Recibe la propuesta de promover y apoyar la presencia de IVO POGORELICH en España. También recibe ofertas de otros músicos de altísimo nivel que ella, por el momento, rechaza.


 ENTREVISTA

La primera vez que hablé con ella por teléfono me dio la impresión de hablar con alguien que tiene las cosas muy claras, muy segura de sí misma, directa y concisa, una persona que lleva mucho tiempo en la música y que se siente muy a gusto, aunque ahora lógicamente con una cierta zozobra por la situación en la música y en concreto en la querida Sociedad Filarmónica de Zaragoza. En una conversación por teléfono hace tiempo me comentó, como un año atrás, que había vuelto de vacaciones y se había encontrado con cuarenta socios menos y hablamos de lo triste que era todo eso. Ese día noté a Cristina bastante afectada.

Ha pasado el tiempo, he ido leyendo sobre ella y creo que es justo que, paralelamente a los buenos/grandes intérpretes, directores de orquesta, compositores, etc., que estoy entrevistando, también la gente conozca a éstas personas, a estos españoles que, sacando tiempo de dónde no hay, dedican mucho esfuerzo a seguir empeñados en una idea, una ilusión, un proyecto, una tradición, que no debe de acabar por mucha crisis que haya. Y, hay que tener en cuenta que, en gran medida, son éstas Sociedades y Fundaciones las que ahora mismo contratan a los intérpretes españoles y a los jóvenes en concreto, por eso es imprescindible reconocerles el mérito que tienen y el esfuerzo que hacen. Cristina es una de esas personas.

Se me ocurrió que, ahora, empezando año y tratando en lo posible (modestamente) de apoyar el gran CICLO que de nuevo nos brinda esta prestigiosísima y ya centenaria Sociedad (1906) al frente de la cuál está Cristina Sobrino, podía ser una buena idea hablar con ella, tranquila y abiertamente, conocer sus opiniones, sus pesares, sus retos para éste año y los siguientes y los problemas con los que se está encontrando.

Cristina es una mujer de gran personalidad, eso impone un poco a la hora de hacerle una entrevista, quiero que nos cuente todo sobre la Sociedad que preside, pero lógicamente trataré también de llegar al ser humano que está detrás de la imagen de mujer sólida, de mundo, pero que, a pesar de su gran autoridad (cuando ella te dice algo, te lo dice de una forma correcta, amable, pero firme, no tienes la menor duda de que lo mejor es hacer caso).  En un artículo sobre ella, el periodista que lo escribe y que habla muy bien sobre su gestión, dice exactamente “magníficamente dirigida con firme batuta”, refiriéndose a la Sociedad y a ella en concreto.

Es también una mujer de una gran belleza física y de un extraordinario buen gusto, exquisito buen gusto en su apariencia, elegancia diría yo, que es lo evidente, lo que se ve a primera vista y que no se si le habrá beneficiado o no (no siempre ser una persona atractiva físicamente o bella, beneficia).

¿Ser una mujer guapa, puede ser a veces un problema?, ¿Hay que, de alguna forma, demostrar más que otras personas, que además se tiene la cabeza bien amueblada? o ¿quizá lo ves solo como algo positivo o incluso neutro, que ni favorece ni perjudica?

Eres muy amable. Gracias. Realmente nada hay más subjetivo que la belleza. Lo que agrada a unos desagrada a otros. Creo que es falso que  un determinado físico suponga un problema para nada, pero lo que sería un error es confiar demasiado en nuestra apariencia física ya que es un fugaz primer contacto, que de inmediato da paso a mostrar nuestras habilidades o carencias relacionándonos con los demás. Y te diré que en este segundo paso es donde exploto más mis armas.

¿Qué tipo de persona es Cristina Sobrino Ducay?

Te contaré como creo que soy, que no sé si es como me ven los demás. Fundamentalmente me considero tolerante, amable en mis relaciones sociales, en las que me siento siempre cómoda,  sensible, y muy  muy intuitiva. No me gustan las normas en exceso y valoro mucho el sentido del humor, al que recurro en muchas situaciones, incluso en el ámbito familiar (herencia de mi padre).

Otro rasgo de mi carácter es que me crezco ante los retos, siempre tengo que tener alguno…o varios entre mis manos.  Creo que los necesito constantemente. Pongo demasiada pasión en todas las cosas que hago. Y sé que soy demasiado directa en muchas ocasiones. Parezco más firme de lo que seguramente soy. Me llena de energía y necesito  el apoyo de mi familia. Están presentes en todo.

Me casé con un psiquiatra, que además de enseñarme  a conocerme a mí misma, es amante de la música por lo que me apoya siempre. Y  tengo dos hijas  de 24 y 20 años. Crezco con ellas día a día y gracias a ellas me recargo de energía en cada momento. Como suele decirse, ¡“me meten caña”! Y yo me dejo. A través de sus vidas enriquezco la mía. Tenemos aficiones comunes. Nos encanta a los cuatro escaparnos al norte, concretamente a San Sebastián. Incluso hay gente que piensa que somos vascos o tenemos familia vasca, y simplemente estamos enamorados de la ciudad y sus gentes. Tenemos grandes amigos allí, y mis hijas también los tienen.

Soy muy habladora, comunicativa (doy fe de ello, en una ocasión y era la primera vez que hablábamos, creo que pasamos de los 45 minutos al teléfono, por supuesto “a mi tampoco me gusta hablar mucho”) y me encanta la disparidad de ideas en una reunión. También tozuda (como buena aragonesa), insistente, perfeccionista  y en exceso observadora, te diré que casi de una manera involuntaria. Lo archivo todo, sin saber que lo he archivado, y en momentos determinados todo aflora.

Y algo muy importante: Soy  siempre una soñadora.  Me gusta la frase de Oscar Wilde: “Ten cuidado con lo que deseas,  se puede convertir en  realidad”. Según avance la entrevista verás como rasgos aquí comentados surgen constantemente.

Cristina, ¿Cuándo y cómo empezó tu acercamiento a la música clásica?

Cuando somos pequeños, somos influenciables y seleccionamos las influencias de una manera inconsciente. En mi caso creo que la afición se despertó en mí por ser la afición de personas que en ese momento eran muy importantes para mí vida emocional y afectiva, y así empecé a introducirme en algo que se ha convertido en parte esencial de mi vida y mi persona: la música. En mi casa había un piano que tocaba solo mi hermano, (unos años mayor que yo y único chico entre cinco hermanas), y yo quería también hacer magia y arrancar música de allí. Otra cosa que me atraía era el mensaje escrito en las partituras, y deseaba descifrarlo para poder entenderlo. Comencé pues mis estudios musicales que culminé en el Conservatorio de mi ciudad. Pero yo crecí mucho en mi formación musical  gracias a las personas que me llevaban a conciertos, generalmente mi hermano y sus amigos, y que me permitían ser testigo (entonces silencioso) de sus tertulias musicales. En los conciertos, que se celebraban en el Teatro Principal de Zaragoza, nos sentábamos siempre en la parte más alta, conocida como “el gallinero”, (dónde casi tocas las pinturas del techo!), generalmente no había nadie y era posible comentar el concierto sin molestar al resto del público. Aprendí un montón, y me aficioné otro montón. Esto es algo en lo que deberíamos reflexionar: Tuve la fortuna de asistir a mis primeros conciertos entendiendo lo que estaba pasando de una manera más informal que académica, y esas enseñanzas no se me olvidarán jamás.

Al Ayre Español

J. Haydn "Il Terremoto". Sala María Cristina (Fundación Unicaja de Málaga)

Una de las personas que estaba presente en esos momentos era Eduardo Lopez Banzo, actual director de Al Ayre Español, orquesta española de referencia internacional e invitado habitual en nuestras temporadas de conciertos. No solo era una de las personas con la qué acudía a conciertos, sino que llegó a ser profesor mío. Imposible olvidar sus lecciones de música: contagia su pasión por la música en todo lo que hace.

Más tarde mi hermano montó un coro de cámara. Yo iba a los conciertos y a las cenas que les seguían. Me fascinaba todo ese mundo. Incluso recuerdo un viaje a Valencia porque el coro tenía compromiso de actuar allí. De Valencia me traje un montón de enseñanzas musicales, momentos muy divertidos, y un montón de anécdotas. Así que la música era algo tremendamente ameno y para nada tedioso. Aprendía con facilidad y rapidez.

Se la respuesta, pero tengo que preguntártelo. Estudiaste música, ¿Qué instrumento o qué estudiaste, con quién y donde?

No vengo de una familia de músicos, aunque sí había cultura musical. Fue mi hermano mayor el primero en dedicarse plenamente a esto. Como te acabo de comentar estudié en el Conservatorio de mi ciudad. No comencé cuando era demasiado niña. No recuerdo la edad pero sí recuerdo que era mayor que mis compañeros y tenía facilidad para entablar amistad con mis profesores y profesoras. Y con muchos de ellos la mantengo todavía. Por otra parte, mi hermano tocaba piano como instrumento que le introdujo en su autentica pasión: el órgano. Yo, sin embargo,  estudié  piano y canto. También amplié mis estudios con asignaturas teóricas culminando el título de Pedagogía Musical. 

Me he quedado con las ganas de preguntarle, qué tipo de voz tiene como cantante. Hablando con ella tiene una hermosa voz de contralto, pero... Me interesa mucho que me hagas una descripción de cómo ves tú, como persona con experiencia, el momento actual de la música (si quieres en Zaragoza o si quieres en general) y ¿hacia dónde vamos?.

Me encanta esta pregunta. Primero deberíamos comparar nuestra situación con la del resto de los países. Y en muchas cosas es muy diferente. No me preocupa demasiado la falta de recursos económicos actuales. Ya volverán los recursos, bien públicos o privados. La crisis se superará, y mientras tanto todos, músicos, promotores y aficionados, deberemos esforzarnos para afrontar  y pasar el difícil momento. Pero no son los recursos económicos el problema. Seguramente al salir de la crisis podremos volver a contratar espectaculares orquestas y recuperaremos el porcentaje de público perdido. Pero…¿Es suficiente? Amo la música y la música  en directo: el concierto. Pero llevo años asistiendo a conciertos, y siempre me encuentro con la misma gente.

Mira, de la crisis económica se saldrá. Pero hay otra peor de la que no vamos a salir fácilmente: la falta de tiempo. El estrés. Las prisas. Y esto tiene pinta de ir a peor..¿Y por qué lo comento??? La emoción de asistir a un concierto es insustituible, la misma que sentí yo cuando vi las Meninas de Velázquez por primera vez en el Museo del Prado. No tenía nada que ver con la foto de mi libro de arte. Pero a diferencia de un museo, donde los cuadros nos esperan para ser contemplados pacientemente día tras día, asistir a un concierto está sujeto a un horario  determinado, de comienzo y de fin (y ojo! no llegues tarde, porque  no entras, y te lo pierdes ya que no se repite!). Esto no ayuda para nada, en un momento actual donde todos vamos con prisas y a todos se nos complica cada minuto.

Asistir a un concierto ya no es algo relajado, a disfrutar, a veces es un reto: terminar las obligaciones para poder llegar, y después,  que sea posible llegar a tiempo.  Ha cambiado la sociedad y nuestra manera de vivir. Pero la fórmula de los conciertos es la misma de hace…¿mas de 100 años?¿No deberíamos reflexionar?

El eterno problema: la falta de interés de la sociedad por este tipo de música. Deberíamos saber comunicar mejor el placer que es asistir a un concierto. ¿Cómo? No tenemos que transmitir que esto es difícil o complicado. No tenemos que transmitir que se requiera una formación especial para disfrutar un concierto de música clásica. Repito: Reflexionemos! La música clásica y sus intérpretes…. De momento ambas cosas imponen y por ello impiden!!. Parecen destinados a una minoría intelectual, y deben mostrarse más cercanos. Vuelvo a mi comparación: hay grandes filas siempre para entrar a un museo. Eso no parece destinado a una minoría intelectual ni se precisa saber Arte para disfrutarlo.

Los músicos callejeros siempre tienen público alrededor. La música es un arte especialmente atractivo… ¿Qué pasa entonces?. (Esta pregunta se la hace ella misma como reflexionando). 

Tengo mucha materia para exponer y debatir. ¿Reto de futuro? realizar un debate serio, crítico y constructivo alrededor del panorama musical actual, aportando datos concretos de lo que está pasando fuera de España y estudiando  hasta qué punto puede servirnos de muestra para nuestra realidad actual, y así  crear un estado de opinión contrastado. Además, no olvidemos, que el panorama es tan frágil lo que ocurre es que da miedo hacer experimentos.

¿Qué habría que hacer en tu opinión para cambiar la situación de la clásica en España?... ¿Qué se podría hacer?, si es que tiene remedio.

Te he contestado en parte en la pregunta anterior. Y, claro que tiene remedio! No lo dudes. Lo encontraremos. Pero quizás deberemos romper alguna norma. Mucha gente piensa que la solución pasa por la formación a los niños y niñas, desde pequeños. Pero yo pienso que si no enseñamos a disfrutar a los padres y madres, no conseguiremos fomentar el amor por saber música a sus hijos e hijas. Vivimos en una sociedad en la que  la gente sigue pagando por un partido bajo la lluvia, tanto padres como hijos. Deberemos facilitar el acceso a conocer  este maravilloso disfrute que es la música clásica.

¿En algún momento cuando eras niña o jovencíta, imaginabas presidir una Sociedad tan prestigiosa y tan antigua?. ¿Es la más antigua o hay alguna que se constituyó antes que la de Zaragoza?. 

Si hay alguna más antigua. Pero pocas. Y si, en mi familia había socios. De hecho yo comencé a escuchar conciertos en la Sociedad Filarmónica de Zaragoza. ¿Qué si soñaba con llegar a presidir la Sociedad Filarmónica de mi ciudad? Pues…¡Seguro que alguna vez! Como te decía antes siempre he sido  muy soñadora….No sé si soñaba con ocupar el lugar que ocupo ahora, pero te diré que lo hago con ilusión y con pasión, y  que …continúo soñando…

¿Qué era la Sociedad de Conciertos y qué representó con el tiempo para la música en Zaragoza?. ¿Cómo empezó la Sociedad Filarmónica de Zaragoza?.

Nació la Filarmónica de Zaragoza aglutinando y unificando las distintas sociedades musicales que existían en Zaragoza desde finales del S. XIX. Durante estos más de 107 años de vida, los socios de la Filarmónica hemos tenido el privilegio de ver y oír a los más grandes músicos del momento. Resulta doloroso leer que algunas han cerrado. Es cierto que el momento es difícil, pero también es injusto, no puede ser que habiendo hecho tanto por la música desaparezcan sin más. A veces nos olvidamos de que la música de verdad es la de cámara...


Ivo Pogorelich en 1980 durante el Concurso Chopin. Chopin Scherzo No. 3. op. 39 

¿Exige tanta dedicación como parece, o con la práctica ya le tienes cogido el ritmo? ¿Cuánto tiempo llevas presidiendo la Sociedad Filarmónica?

En la Junta llevo más de veinte años, colaborando en todo pero sobre todo, desde un principio, colaboro en las labores de programación. He estado once años como vicepresidenta y ahora llevo tres de presidenta. 

Indudablemente, le tengo cogido el ritmo, pero da mucho trabajo. Además, intentamos innovar cada día, buscando nuevas fórmulas para administrar los recursos con el mejor resultado posible. Sabemos  que con la gestión de la actual Junta los socios están encantados, pues nos llegan constantes felicitaciones. Y eso es muy importante para nosotros, pero no suficiente: hay que llegar a más público. Hay trabajo por hacer. Y hay ilusión. De alguna manera tengo trazados mis retos y metas y trabajamos para ello.

Debe de ser difícil hacer una gran, una buena programación, prescindiendo de gustos personales y pensando en el público, que es el receptor del Ciclo. ¿Cuántos os reunís y en cuántas ocasiones para hacer ésta buena programación?¿Hay algún experto o alguien en particular que se documente y proponga o todos hacen propuestas?. PERSONALMENTE VEO DIFICILISIMO HACER UNA BUENA PROGRAMACIÓN, CON UN PRESUPUESTO DIGAMOS QUE JUSTITO Y QUE COMPLAZCA A LA MAYORÍA.

Jajajaja! Es dificilísimo! Pero es nuestro deber, no pensar en lo que nos gusta sino en lo que puede agradar a la mayoría. Supongo que esto les ocurre a todos los programadores. Programar en un momento de depresión económica supone todo un reto. El resultado artístico a la vista está: la temporada 2013-2014  en absoluto parece una programación de “crisis”  Detrás de esta programación hay muchas horas de trabajo, de gestiones, de negociaciones… Nos reunimos todas las veces que hace falta, sin un calendario pre-fijado. Debatimos propuestas, presupuestos y otras materias como publicidad, difusión, conferencias, acuerdos, relación con los patrocinadores y búsqueda de nuevos, o actualización de nuestra imagen. El momento no es fácil pero recuerda que me gustan los retos.

¿Cuántos socios tenéis actualmente? Y en la mejor época, ¿Cuántos socios habéis llegado a tener?

Con la crisis se han perdido socios, pero desde aquí quiero transmitir optimismo, en absoluto pesimismo. No me parece justo comparar cifras con las de otras épocas donde solo en la Sociedad Filarmónica se podían escuchar conciertos…No había competencia! Lo importante son los socios que perduran y abrirnos a nuevas áreas de la sociedad, difundir la música más allá de nuestros propios socios en el ámbito de la difusión de la cultura en general y así estimular la comunicación con nuestra sociedad. Poco a poco. La Sociedad Filarmónica de Zaragoza es una ancianita de 107 años con plena energía, ilusión y en constante crecimiento.

¿Has tenido oportunidad de conocer presidentes de otras Sociedades Filarmónicas?

Sí, claro. No a todos pero a bastantes. Y en algunas cunde el desánimo. No es fácil subsistir en un momento tan complicado, donde decrece el número de socios y las ayudas económicas. Y yo les entiendo. Pero es mejor alimentar fusiones con otros ciclos o programaciones que desaparecer. Cambiar y evolucionar sí. Desaparecer, nunca! Además, vamos hacia una época en la que el dinero público no va a poder llegar para estas actividades, y  a las sociedades filarmónicas mantenidas con el dinero privado de sus socios, estos recortes no les afectaran.

A cualquiera que vea la relación de la gente que en estos más de 100 años de existencia, ha actuado contratada por vuestra Sociedad, le tiemblan las piernas. Ese prestigio, exige mucho a quienes la dirigen ahora ¿no?. Por favor, háblame de cómo te sientes, de la presión, si la hay, que se llega a tener gestionando una Sociedad tan antigua y prestigiosa. Y no hay que olvidarse de que, para bien o para mal, eres la cara visible de la Sociedad, a quién probablemente si algo falla, se le pueden pedir explicaciones.

Algo de presión hay. No se si del exterior, o si me la creo yo misma. Asumí representar esta institución musical con más de cien años de Historia y por ello me siento comprometida ante semejante responsabilidad. La Sociedad Filarmónica  ha estado activa en nuestra ciudad, y en el corazón de todos los zaragozanos que amamos la música. Ha llegado hasta mis manos y mi  difícil compromiso es  acrecentar el nombre, el prestigio y la reputación de los 107 años que nuestra Sociedad Filarmónica atesora.

Soy la cara visible, si, pero para lo bueno y lo malo. Si algo falla me siento en la obligación de responder inmediatamente y resolverlo, pero también me llevo los elogios y felicitaciones de un trabajo que no solo realizo yo,  sino que cuento con una Junta sobradamente preparada tanto en temas de programación como de gestión y administración de recursos. Estoy sobradamente apoyada y arropada. Siento un gran respeto por nuestros socios que sostienen la Sociedad Filarmónica de Zaragoza. Y también siento un gran respeto por los artistas que nos visitan.

¿Alguna de tus hijas ha elegido el camino de la música?

Las dos han estudiado música, escuchado música, tratado a músicos y las dos desde pequeñas me acompañan a conciertos y, según van creciendo, todo lo invertido va dando sus frutos ya que van desarrollando gusto por la música y por asistir a los conciertos. Pero no han elegido el camino de la música como dedicación plena: la mayor ha terminado la carrera de medicina y la pequeña está cursando periodismo.

¿Porqué en el Auditorio de Zaragoza y qué hay entre la Sociedad Filarmónica de Zaragoza y el Auditorio?, ¿un contrato, un acuerdo tácito o verbal?

Schubert-Der Leiermann - Thomas Quasthoff/Daniel Barenboim

Me encanta está pregunta ya que me permite una vez más agradecer el apoyo incondicional que nos brinda. Un gran Auditorio como el de Zaragoza, con dos imponentes salas, la sinfónica Sala Mozart y la de cámara Sala Galve es el sitio perfecto para nuestros conciertos. Solo gracias a la buena voluntad de la gestión del Auditorio es posible y debo dar las gracias una vez más  a su director, Miguel Angel Tapia y todas y cada una de las personas que trabajan en él y nos hacen fácil llevar a cabo nuestra tarea.

¿Cómo es el ambiente musical en Zaragoza? O quizá mejor ¿Cómo ha sido durante los últimos años?. ¿Qué tipo de gente va a los conciertos?.

Cuando abrió sus puertas el Auditorio de Zaragoza supuso un importante cambio para la música de la ciudad. Tener un edificio de características tan formidables programando a las mejores orquestas e intérpretes del mundo atrajo a nuevo público a los conciertos, y se creó un renovado ambiente. Sin duda ha sido un antes y un después para la música en nuestra ciudad.  Importante la labor que hacen los conjuntos residentes del Auditorio de Zaragoza.

Además, Zaragoza musicalmente ha crecido mucho. Tenemos un centro superior de música, el Conservatorio Superior de Música de Aragón, con una indiscutible calidad y con profesores de especialidad que, además de docentes, son músicos en activo. No olvidemos que se ha consolidado ya como un centro de referencia para la Enseñanza Superior musical en España,  a nivel nacional y europeo por la calidad de sus enseñanzas, de ahí que sus alumnos no sólo procedan de toda España sino también de otros países. Es una cantera fundamental para músicos y para formaciones de orquestas, como la creada recientemente, Orquesta Sinfónica Goya, liderada por Juan Carlos Galtier y formada en gran parte  por ex - alumnos y con un brillante resultado.

Aconsejo a quién lea la entrevista que entre en la web de la Sociedad Filarmónica de Zaragoza, lea su historia y vea algunos de los 1500 intérpretes, músicos, que han participado, que han sido contratados por ella en estos más de 100 años. http://www.filarmonicazaragoza.com/historia.htm y es magnífico y abrumador a partes iguales, ¡Qué barbaridad!. ¿Porqué conviene que haya mucha gente que lea lo que significa la Sociedad Filarmónica de Zaragoza y su historia y porqué un zaragozano de a pie, debería de sentirse orgulloso de ella?

Yo creo que subsistir más de cien años haciendo algo tan altruista como es programar música, llegar hasta aquí con buena salud, y desear continuar ya es suficiente para valorar. Yo no sé si los zaragozanos de a pie se sienten orgullosos de esta Sociedad Filarmónica. Yo, personalmente me siento orgullosa, comprometida y, de alguna manera, la llevo en el corazón, La Sociedad Filarmónica de Zaragoza para mí forma parte de mis sentimientos.

Cristina, ¿A quién de todos ellos, a qué gran músico, de los que no has podido conocer, por razón de la época en la que vivieron, te habría gustado PODER CONTRATAR PERSONALMENTE Y PORQUÉ? ¿con quién te habría gustado tener una larga conversación frente a una taza de café y mucho tiempo por delante?... ¿Quizá con Arthur Rubinstein, tan encantador él y tan bueno para conversar? ¿con Ataulfo Argenta de quién tanto estamos hablando últimamente y que tenía un gran sentido del humor, según han contado hijos y amigos?

Son muchísimos los compositores e intérpretes que me hubiera gustado conocer. Te voy a responder algo que te sorprenderá. Por supuesto que me hubiera gustado conversar con los grandes de nuestra historia, anterior y mas reciente. Pero creo que me gustaría también hablar con las personas que convivieron con ellos. Siempre me atrae el lado humano y pienso que sería la manera de saber mucho sobre la persona que se esconde detrás de los grandes nombres. Sería divertido y emocionante poder ver por un agujero un ensayo de Herbert von Karajan, o las precarias condiciones en las que debió componer Juan Sebastian Bach, escuchar una conversación en Italia, donde parece ser que coincidieron, entre Liszt y Chopin, o incluso asistir a un concierto de la época, ¿Cómo serían? ¿Habría silencio? Ya ves, curiosidades.

¿De quién, o de qué grupo de músicos, que hayáis contratado bajo tu dirección, tienes mejor recuerdo y porqué? O ¿qué pasó que dejó ese buen recuerdo en ti o en general en público y socios?

Mira, si nombro a unos, me dejaré a otros, y sería injusto. Tengo buen recuerdo de muchos.  La mayoría han dejado su particular buen recuerdo y muy pocos lo han dejado malo. Fíjate, hay artistas que ya son tan queridos de nuestros socios que hay veces que he pensado en crear algo así como “los Amigos de la Sociedad Filarmónica”. Siempre disponibles, repetirlos es siempre bien recibido y despierta sonrisas antes de comenzar el concierto. Crean un especial ambiente.

¿Qué músico o director o grupo te ha sorprendido más en este tiempo y por qué? . Cuéntanos alguna anécdota, seguro que tiene que haber muchas.

Cuando programamos a veces hay un riesgo. Cuando nos sorprenden es porque no estábamos seguros  del resultado tan magnífico que luego mostraron, bien por ser aun desconocidos o por presentar programas más difíciles de encajar. Y esto ocurre. ¿Anécdotas? Cada concierto se llena de guiños y momentos especiales! Recuerdo hace años que tuve que ir al aeropuerto a recoger a una reconocidísima  cantante internacional. Resulta que al bajar del avión no la reconocí! Y entregué  las flores a otra persona..¡Que apuro!

¡Ay, Cristina!. También y perdóname, son sorprendentes, he visto fotos tuyas con Ivo Pogorelich… y fotos de él solo pero en Zaragoza. Ivo Pogorelich, tan grande, tan desconocido, tan cambiante, con esas desapariciones y apariciones tipo el Guadiana. ¿Qué nos puedes contar de Ivo, Cristina?, ¿Cuál fue tu impresión al tratarle?, ¿debes de ser de las pocas personas que le han tratado de cerca en los últimos años?. ¿Qué tipo de persona es Ivo Pogorelich o al menos qué deja trascender de sí mismo en persona?. Las fotos que hemos visto publicadas por vosotros, de él, no tienen desperdicio. Ver al gran Ivo Pogorelich, con su gorrito y como con pinta ¿de leñador?, frente al piano, ha sido una de las grandes imágenes musicales de los últimos tiempos.

¡Mira! Hago alusión a una pregunta anterior. He podido compartir varios momentos y charlas con un artista excepcional de nuestro tiempo. Esto ha sido una oportunidad fantástica que se me presentó y que es sin lugar a dudas otro sueño cumplido. He acompañado a Ivo Pogorelich en una exitosa gira por España. Está en un momento de esplendor y madurez interpretativa impresionante, como se está reconociendo en todo el mundo. Es un artista de una seriedad tremenda y un trabajador nato. Acompañarle en seis conciertos me ha dado oportunidad de descubrir como cada concierto se convierte en primordial para él. Es un grandísimo intérprete, y una persona de una inteligencia brillante. Referente al trato, para mí ha sido sencillo. Siempre se mostró amable  agradable y colaborador. Personalmente me he sentido muy cómoda con él. Podéis ver sus fotografías al terminar los conciertos firmando autógrafos o haciéndose fotografías con estudiantes que acudían a verle. Sin duda es un mito, y en las distancias cortas no deja de serlo. Para mí ha sido una experiencia fabulosa e inolvidable. Ojala! se pueda repetir. 

Referente a su costumbre de esperar al público sentado ante el piano, dejando sonar acordes y sin su traje de concierto, hasta 5 minutos antes de dar comienzo….Personalmente te recuerdo que no me gustan las normas. Prefiero los resultados, como son sus conciertos. Por otra parte lo lleva haciendo años en los escenarios de todo el mundo. Y atrae  mucho la curiosidad del público. 

Te diré que en esta reciente gira por España, en  alguna ocasión tuvimos que pedir a la gente que pasará  a sentarse en sus butacas, pues no se atrevían a hacerlo por verlo a él en el escenario. Entonces cuando  la gente por fin pasa a acomodarse, con sus móviles le fotografían, ¡que son las fotos que se ven luego por internet!

Increíble esto que nos cuentas de Ivo. ¡Cómo te envidio por haberle tratado!. 


Cristina con Ivo Pogorelich
Fotografía de: Slobodan Mitic


¿Qué música es la que más te emociona?, ¿qué instrumento, qué compositor puede conseguir incluso, que se te salten las lágrimas o conmoverte al oír su música?, ¿Cuándo estás tranquila y sola o cuando lees (si es que puedes leer y oír música al mismo tiempo que no todo el mundo lo hace), qué tipo de música oyes?

“Erbarme dich”, de la Pasión según San Mateo de J. S. Bach

No sé cómo responderte a esta pregunta. Desde luego no te voy a dar una respuesta convencional. Porque no sería sincera. Sí que lo es decirte que las lágrimas me afloran muchas veces, y eso es porque dejo libres mis emociones, y es algo maravilloso. ¿Cómo no emocionarse escuchando el Aria “Erbarme dich”, de la Pasión según San Mateo de J. S. Bach? Me influye mucho la música, mucho, tiene la capacidad de abstraerme tanto que es impensable que la compagine con otra actividad como puede ser la lectura. Para nada la música es relajante para mí. Es super excitante, me estimula al 100%. Pero si lo piensas, nada que gusta relaja. Todo lo que gusta nos crea una excitación. ¿Qué ocurre cuando de niños íbamos por fin a empezar un sabroso helado? ¿A qué salivábamos???¿Estábamos relajados?¿O que ocurre cuando vamos a escuchar a nuestro cantante preferido?¿O al comenzar un viaje de placer…? ¿O un plato exquisito?? Piensa en todo lo que verdaderamente nos gusta, y verás como produce una excitación en nuestro interior. Así que, según lo que tenga que hacer, impensable hacerlo escuchando música! La música no me relaja. Me mantiene viva, alerta, despierta y…¡feliz!

Totalmente cierto pero, ¿Hay algún intérprete al que te gustaría poder traer y que, bien por razones económicas o de otro tipo, no es posible y te vas a quedar con las ganas de hacerlo?.

Hay alguna espinita, sí. Unas por cachet, inalcanzable para nosotros. Y otras por no presentarse la ocasión. Pero es un aliciente no tenerlo todo conseguido, ¿no? Y en este sentido, no tiramos la toalla nunca. Recuerda que prefiero tener retos!

Pero te diré que hay también sueños: nos encantaría poder repetir el fantástico e inolvidable recital que hace ahora once años ofreció para nosotros Thomas Quasthoff y que quizás no vaya a ser posible repetirlo…..Mira, con él me tomaría un café o un té para acercarme a su vida y su persona. Me encantaría.

Thomas Quasthoff sings Schubert Winterreise (Voyage d'Hiver) : Gute

Y a mi también me encantaría, tengo una gran debilidad por la voz de Thomas... por eso he puesto dos vídeos suyos. Cristina, ¿Por qué todos deberíamos de oír más música, asistir a más conciertos o leer más sobre el tema?

A ver. Todos deberían sentir alguna vez el inmenso placer de la música. Pero es impensable que esto sea a través de esfuerzo personal o dedicación de tiempo, tan escaso en nuestra actual tipo de vida, donde estamos llenos de obligaciones. Simplemente deberíamos saber atraer la curiosidad hacia algo tan emocionalmente inmenso e influyente como es la música. Quizá la culpa sea de todos nosotros,  de los que ya la hemos descubierto, por no saber atraer a los demás.

Seguiría preguntando cosas a Cristina, pero creo que le he dado poco tiempo para tanto texto. Ella ha sido muy amable y rápida en sus respuestas, no sabe cuánto le agradezco su atención y sencillez. Creo que es un ejemplo a seguir. No se queja, no se desmoraliza, siente ese entusiasmo, como un niño que recién hace un descubrimiento. Me quito el sombrero (virtualmente) ante ella y admiro esa gran energía y positivismo que nos contagia.

Una última petición… ¿Me admites como Socia en la Sociedad Filarmónica de Zaragoza?, soy de Teruel y ¿qué mejor para una turolense amante de la música clásica que hacerme socia en ella?

Te admito y te lo recomiendo! Bienvenida a esta familia de aficionados a la música clásica llamada la Sociedad Filarmónica de Zaragoza. A parte de nuestro correo electrónico, de 16h a 20h estarás atendida personalmente o por teléfono por nuestro administrativo, colaborador y amigo que se llama Nacho. ¡Te esperamos!

Muchas gracias, voy corriendo a ponerme en contacto. Nos veremos pronto, en algún concierto, vuestro o de otros. Un abrazo y que tengas un hermoso y musical 2014.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada