sábado, 15 de febrero de 2014

ENTREVISTA AL PIANISTA MIGUEL BASELGA


BIOGRAFÍA

MIGUEL BASELGA  hace tiempo que, ha dejado de ser una joven promesa para convertirse en uno de los pianistas españoles de su generación con mayor proyección, a pesar de ser todavía joven... Todos sabemos que el piano es una "carrera de fondo" y un pianista con cuarenta y pico de años, está en lo mejor de su vida pianística.  

Tal y como decía hace tiempo Bernard Holland de The New York Times “Agradecidos como estamos a Ms. De Larrocha, siempre ha sido una lástima no tener otros intérpretes de su mismo nivel para defender sus propios planteamientos… un convincente candidato Mr. Baselga… que tiene estilo, garra y las notas… La música española necesita voces como esta.”. 

“La integral de Albéniz que firma Baselga, nombre destinado a ocupar un lugar relevante entre los pianistas del futuro…” (Gonzalo Badenes, El País).

De origen aragonés pero nacido en Luxemburgo en 1966, se inicia al piano a los seis años de edad. Diplomado en el Real Conservatorio Superior de Música de Lieja, su formación corrió a cargo de D. Eduardo Del Pueyo con quien trabajó hasta su fallecimiento. Ha sido solista de numerosas orquestas como la Sinfónica de Rosario (Argentina, 1990), Orchestre National du Capitole de Toulouse (Francia 1992), Sinfónica de Madrid (1994), Sinfónica Portuguesa (Lisboa 1995), Nacional de España (Madrid 1997), Sinfónica de Tenerife (Tenerife /Lisboa 1998, 2008), Sinfónica de Minería (México DF 1998), Orquesta de Cámara Nacional de Andorra (1998), Sinfónica de Asunción (Paraguay 2002, 2003, 2004, 2010), Radio Philarmonie NDR de Hannover (Rostock 2003), Sinfónica de la RTVE (Madrid 2004/2009), Classic FM de Sofia (Bulgaria 2009), Orquesta de la Comunidad de Madrid (Madrid 2010) y la Orquesta Sinfónica del Estado de México (2010).

En 1996, con motivo del 50º de la muerte de Manuel de Falla, grabó para el sello sueco BIS un CD con la obra integral para piano de este autor (BIS 773). “…su CD se ha convertido en una referencia…” (J. Turina, Época) obteniendo un amplio reconocimiento nacional e internacional.

Desde 1998, año en el que inició la grabación de la integral para piano de Isaac Albéniz y cuyo primer volumen (BIS 923) fue presentado en el Festival de Perelada, su actividad concertística ha ido en constante aumento actuando en el Weill Hall del Carneghie Hall de Nueva York o en la prestigiosa 92 nd. Street  neoyorquina.

Uno de sus últimos trabajos y en el sello RTVE Música, ha sido “El tiempo malherido” del compositor Ricardo Llorca (Alicante 1960), como solista invitado de la orquesta de la RTVE, bajo la batuta de José de Eusebio. 

Su trabajo discográfico “Vals café”, una recopilación de valses para piano para el sello Columna Música fue publicado en 2006.  El VII volumen de la integral de Albéniz (BIS 1953) está ya disponible en el mercado. De hecho tiene 10 Cd's en el mercado y ahora está preparando el undécimo que será el VIII de la Integral de Albeniz. 



ENTREVISTA 

Conocí musicalmente hablando a Miguel Baselga, hace unos cuántos años.. oí una interpretación suya de obras de Albeniz  en Radio Clásica y me fui corriendo a buscar las grabaciones. Era una colección completa (7 CD’s) del sello BIS, que ahora me entero que es sueco y con la obra integral de Albeniz, que fue saliendo poco a poco y que fui adquiriendo, fantástica… pero al poco tiempo de eso, mira por donde, me entero de que, también ha empezado a ser profesor de mis hijos en el Centro Integrado de San Lorenzo.

He seguido su evolución y he vuelto a disfrutar de su gran nivel interpretativo con esa maravilla que es, la obra completa para piano de Manuel de Falla y de la que me enteré por la crónica de Radio Clásica, como no de José Luis Pérez de Arteaga, firme defensor de Miguel Baselga de siempre, incluso con entrevista incluida.

Hace mucho que no he sabido de él, no se qué está haciendo, cuáles son sus planes de futuro o con qué nos va a sorprender y de eso se trata. Es un hombre con una gran personalidad y carácter. El pianista y la persona que es Miguel Baselga, da para mucho juego y tengo un cierto temor de no “acertar” en la entrevista o quedarme a medias con él, probablemente así sea.


video

Me ha parecido interesante, como siempre hablamos de Albeniz o Falla con Miguel, poner este vídeo con música de Mozart, interpretado en la Fundación Juan March. 

Miguel, naces en Bélgica, en Luxemburgo… aunque tus padres son aragoneses ¿y eso?.

Nací en Luxemburgo porque mi padre era diplomático y estaba destinado allí. Fue el primero que abrió la Embajada porque en aquella época España buscaba el apoyo de todos los países miembros para entrar en la CEE.  Todos los votos contaban, incluso los de los países pequeños.  Mis hermanas y yo hemos nacido cada uno en un sitio distinto, gajes del oficio. Y sí, mis padres son de Zaragoza aunque mi abuela materna era cubana. Un poco complicado, lo siento. Nada que no tenga solución con un mapa en la mano…

Tus estudios musicales los realizas en el Conservatorio Superior de Lieja…conozco Lieja, es una ciudad oscura, lluviosa, con inviernos muy largos y como deprimentes…pero desconozco completamente el ambiente musical de esa ciudad y en esos años ¿Cómo era Bélgica en esos momentos a nivel musical? ¿Qué experiencias recuerdas o qué momentos de esa época?.

Oscura, deprimente, fría, fea…Se me acaban los adjetivos. Nunca viví allí. Sólo iba a mis clases en el conservatorio y regresaba a Bruselas (que tampoco es Río de Janeiro, conste…). El ambiente musical era (y supongo que seguirá siendo) como el de cualquier capital europea: conciertos todos y gente de lo más variada. Yo vivía solo, entre los 15 y los 21 años, en un pisito de 35 m2. Mis padres en Managua, a 8.000km.  Internet no existía. No tenía TV, sólo una pequeña radio. Mis recuerdos son espantosos. La soledad, como una losa, el clima, las viejecitas con sus perritos y sus sombreros absurdos por la calle...Me fui hace 25 años y no he vuelto más. Con eso te lo digo todo.

Miguel, tus estudios musicales los hiciste nada menos que con D. Eduardo del Pueyo, aunque, corrígeme si me equivoco, él (por cierto otro aragonés por el mundo) vivía en Bruselas desde 1935… ¿daba también clase en Lieja o tú ibas a dar clase con él a Bruselas?.

No. Cuando llegué en 1981, Del Pueyo se acababa de jubilar. Me dijo que, lógicamente, nunca titularía si estudiaba sólo con él. Me mandó entonces primero a estudiar con un antiguo alumno suyo que es el que era profe en Lieja. Una vez sacado el 1er premio en el Conservatorio en Lieja, seguí entonces ya solamente con Del Pueyo. Así fue la historia.

¿Cómo era tu relación con él y qué tipo de persona era Eduardo del Pueyo (es alguien, por una parte casi mítico y por otra no demasiado conocido en España)?.... Del Pueyo había sido muy exigente consigo mismo, llegando a paralizar su carrera como concertista durante años por la necesidad de volver a construir su técnica partiendo de cero, sometiéndose al arduo trabajo de desarrollar una nueva visión pianística. Su contacto con la pedagogía de Marie Jaëll había marcado un antes y un después en su trayectoria musical. ¿En qué consiste esta técnica pedagógica que supongo fue la que aplicó años después contigo?

Mi relación con él era buena, la normal entre un alumno y un profesor. Quizá un poco mejor de lo normal a tenor de las confidencias que a veces me hacía hablando de tal o cual pianista o antiguo alumno (de vez en cuando me invitaba a tomar el té a su casa con su mujer Josette). Hay que tener en cuenta que yo tendría unos 18 años y él más de 80. Lógicamente, un salto generacional.

En primer lugar lo que se conoce como la técnica de la “silla baja” (que muchas veces la gente confunde con tocar siempre sentado muy bajo a lo Gould o a lo Horowitz, pero que no tiene nada que ver. En realidad nos sentamos muy altos para tocar) es una actitud intelectual ante el hecho musical, una manera de pensar. Eso por un lado. Luego están los ejercicios concretos (estos sí se hacen en una silla baja) que buscan el máximo control del movimiento del dedo a través del movimiento reflejo.

No veo que te hayas prodigado mucho en cuanto al número de profesores en tu vida pero sé que también estudiaste con la que fue profesora del Conservatoire Royal de Bruxelles, Patricia Montero, a la que conocí personalmente y que todos los veranos da clases magistrales en Granada en el Curso de verano Eduardo del Pueyo… ¿ella también seguía la técnica de Eduardo del Pueyo? ¿Qué recuerdos tienes de ella como profesora?.

Cuando empecé con Del Pueyo me mandó justamente a clases de “refuerzo” para los ejercicios de la silla baja con Patricia Montero, un poco como si fuera su asistente. Así fue como nos conocimos. Y luego lógicamente seguimos con los años. Tengo un excelente recuerdo suyo. Y seguimos aún  en contacto veintitantos años después.

En tu biografía no veo concurso alguno… ¿no eres muy amigo de los concursos.

No soy nada amigo de los concursos. Cuando Del Pueyo murió yo estaba justamente preparando el Reina Elisabeth con él pero como murió pocos meses antes, huelga decir que la cosa no prosperó. También me presenté al Pilar Bayona de Zaragoza (creo que ya no existe) y también me suspendieron así que me di cuenta de que en eses baile no iba a sacar ninguna novia con lo cual preferí dedicarme a otra cosa… Creo que hice bien en corregir el tiro.

En el NY Times… dijeron de ti “Agradecidos como estamos a Ms. De Larrocha, siempre ha sido una lástima no tener otros intérpretes de su mismo nivel para defender sus propios planteamientos… un convincente candidato Mr. Baselga… que tiene estilo, garra y las notas… La música española necesita voces como esta.” (Bernard Holland, The New York Times)”..¿cuándo fue esto y donde y qué tocaste?.

Fue en el año 99 (con lo cual yo tendría treinta y tres años). Estaba en USA para una mini gira de 3 ó 4 recitales (recuerdo que en ese viaje toqué en Bloomington, en el campus de la Universidad de Indiana, donde por cierto me cogí un trancazo de órdago. Salí a tocar con abrigo de la fiebre que tenía. Pero bueno, volvamos a NY). El último era en NY, en la sala pequeña del Carnegie. Yo tan contento veo que el mismo día y a la misma hora tocaba en la sala grande la Filarmónica de Berlín con Abbado y Pollini y me dije “está claro que el crítico a lo mío, seguro que no viene”. Y me equivoqué. Al día siguiente, desayunando, leo el NY Times y en la portada del suplemento de arte veo “Pianista español en el Carnegie bla bla bla”. Y pensé que había sido otro pianista pero no, era yo (prueba irrefutable de que Dios existe…).  Y fin de la historia. Ni que decir tiene que lo festejamos con champán (que por cierto sabe fatal a esas horas de la mañana, otra enseñanza que saqué de aquello). En cuanto al programa era fundamentalmente música española (aunque no exclusivamente).

Tengo que reconocer que no tengo, ni he oído ese trabajo discográfico.. con un nombre tan bonito como “El tiempo malherido” en el que recoges la obra del compositor alicantino Ricardo Llorca…iba a decir del joven compositor pero tiene ya cincuenta y algún año… es joven, pero…  ¿quién es Llorca y qué nos vamos a encontrar (prometo comprarlo) en este disco? Y sobre todo ¿porqué él?,

Si no recuerdo mal es del año 2005 (desde entonces he grabado 4 CD’s más).  Ricardo Llorca es como mi hermano para mí. Conocemos todas nuestras miserias y todos nuestros secretos, los más sublimes y los más perversos. Tenemos pues una relación MUY cercana desde hace más de 25 años. Él es profe en Juilliard y cuando me propuso grabar su concierto lo acepté sin dudar. Ricardo ha evolucionado bastante desde entonces. En aquella época era alumno de John Corigliano. Ahora está en una fase un poco distinta (estrenará con la ONE la temporada que viene). No podría enjuiciar su música. Soy parte implicada y no podría tener un juicio imparcial. Pero conste que no estamos enrollados por si alguien pudiera pensarlo…

Leo los comentarios en la prensa y revistas internacionales y en más de una ocasión comparan tu forma de tocar la música de Albeniz y española en general con la forma de Alicia de Larrocha… ¿eso es bueno o uno siempre sale mal parado si te comparan con ella?.

Que te comparen con alguien como A de L siempre es bueno (por lo menos yo lo veo así). Fue y será LA gran dama del piano español. Yo con la crítica he tenido todas las alternativas posibles: mal concierto, buena crítica, buen concierto, mala crítica. Y al revés: mal concierto, mala crítica, buen concierto, buena crítica. Y lo de los CD’s ya es como la ruleta una noche de borrachera en el Casino. Yo creo que algunos ni se los escuchan. Hubo hasta un crítico que me puso mal en Falla y luego cuando el escándalo de Joyce Hatto a ella la puso bien cuando resultó que me había fusilado…Una locura. Yo ya ni intento comprenderlo.

Tienes también una actividad pedagógica ¿tienes vocación de profesor o como sucede muchas veces y más últimamente, es por la necesidad de complementar ingresos?.

Sí, y me gusta mucho dar clase de piano. Y no es por echarme flores pero creo que lo hago bastante bien. Evidentemente siempre es más gratificante dar clase a alguien talentoso que a alguien con pocas capacidades pero incluso en estos casos, me lo paso bien. Aunque haya que explicar lo evidente.

¿En tu familia había algún antecedente musical?¿un tío o una tía, un primo, alguien que tocara clásica?.

Profesionalmente, no. Aficionados, sí. Pero sólo en la rama paterna, curiosamente. Mi abuelo era muy aficionado (tenía las primeras traducciones de los libretos de la óperas de Wagner, al catalán por cierto antes que al castellano). Y mi padre heredó esta afición (no a Wagner que le resultaba un pelmazo pero sí a la música en general)
Miguel Baselga tocando la Rapsodia Española de Albeniz

¿Alguna vez has tenido intención de componer? O mejor dicho ¿has compuesto algo, te gusta componer?. Y en ese caso ¿cómo definirías tu estilo como compositor, si es que lo tienes?.

No, no y no. No se me ocurre nada más allá del cliché y del recurso manido. Y como he tenido que tocar mucha música mala (o regularcilla) quiero ahorrarle al planeta Tierra mis propias chorraditas. Que la Humanidad ya bastante tiene con lo que tiene. (¡qué bueno, Miguel siempre son esa socarronería aragonesa!)

Una pregunta muy difícil de responder… ¿cómo es posible que alguien como tú, con tu nivel interpretativo, con unos cuántos CD’s en el mercado, con tan buenas críticas internacionales, no sea más conocido en España y no se le de más importancia?.

En mi defensa Señoría diré que tengo 2 grandes defectos: primero que carezco de la más mínima ambición. Me importa un soberano bledo eso que se llama “fama” o reconocimiento. Y la segunda es que soy terriblemente vago. Soy feliz tumbado en el sofá leyendo, levantándome a mediodía y jugando con mis gatos.

No me gustan los coches caros, no sé jugar al golf ni al bridge y la ruleta o el backgammon me aburren soberanamente. Pero gracias por el piropo.

(Está apareciendo el Miguel Baselga del que me hablaban mis hijos, divertido, ocurrente, sincero y con chispa).

¿Recomendarías a unos padres que orientaran a sus hijos hacia la música como profesión? ¿por qué?.

¿Por qué no? No soy proselitista, ni en esto ni en nada. Como no tengo hijos, no me lo he planteado la verdad. Tampoco creo que se sea mejor persona por dedicarse a la música. Me recuerda la famosa frase de Unamuno cuando le preguntaron si creía que el ajedrez desarrollaba la inteligencia. Y contestó: “el ajedrez desarrolla sin duda la inteligencia para jugar al ajedrez”. Eso sí, que los eduquen bien, por favor.

¿En qué momento estás ahora mismo? No me refiero obviamente a tu gripe, fiebre, etc. que se que estás enfermito… Repito ¿profesionalmente, en qué momento estás?.

Esperando a que salga el vol 8, preparando el último volumen de la integral de Albéniz y a la espera de concretar varios conciertos. A ver si no se cancelan porque últimamente es lo que más tengo: cancelaciones.

No eres el único, Miguel… parece que es algo habitual últimamente.

¿Cuál crees que ha sido “ese concierto” especial en el que te sentiste tan bien, o tan a gusto con el público y que bordaste?.

Hay varios. Me acuerdo especialmente de todos aquellos que fueron “una primera vez”: la primera vez que tocas con orquesta, la primera vez que tocas en determinada sala o en determinado país. La lista es larga.


¿No os apetece tener este CD?. A mi si.

Supongo que eres muy crítico con lo que pasa en España con la música y la clásica en particular y en ese sentido ¿te has dado cuenta de que para poder oír hablar de música o ver música en televisión, en todas, hay que levantarse a las 4 de la madrugada, como si fuera algo clandestino o ilegal?.

Me recuerda el gag de Les Luthiers: “…No deje de ver nuestro programa cultural, en su horario habitual de las 3 de la mañana”. Lo malo no es eso, lo malo es lo que nos espera. La música ha estado hiper subvencionada todos estos años y hemos vivido en una burbuja. Ahora con la crisis nos van a aplicar la ley del mercado y vamos a tener que ser capaces de generar lo que queramos ganar. Y evidentemente eso sólo puede pasar si generamos interés en una nueva generación. Pero claro, eso tarda 20 años o más…

¿En qué hemos fallado en este país para que la gente piense que la música es un hobby y además que debe de ser gratuita?, es decir, cuando le dices a alguien que tus hijos estudian piano clásico o piano en general… creen que es algo “complementario” a otra carrera más.. digamos más útil. ¿Cómo hemos podido llegar a eso, con el trabajo que supone, desde niño, llegar a tener un cierto nivel en cualquier instrumento?.

A mí sinceramente no me preocupa “la gente”. Hay sectores de la sociedad con un nivel socio-cultural tan bajo que sinceramente creo que es una batalla perdida. Concentrémonos en aquellos que todavía tienen arreglo. Creo que hay que ser mucho más selectivos, olvidarse del espectador medio cliente de Tele 5 y enfocarse en el que tiene algo de interés por lo nuestro, aunque sea el 0,1% de la población. Siendo selectivos creo que nos irá mejor (y además será menos frustrante).



¿Vives en España?... y si es así ¿porqué, con tu gran nivel pianístico, no te has ido a vivir a otro sitio?.  O igual vives a caballo entre varios países…

Sí, vivo en España. Podría vivir en Bélgica pero como ya he dicho no me hace mucha gracia. No tengo ningún esnobismo con lo de vivir fuera (de hecho gran parte de mi vida la he pasado fuera).  Lo que no soy es como algunos papanatas que con tal de vivir fuera aceptan lo que sea. Limpiar WC’s o servir mesas no es precisamente algo que me interese, ni en Nueva York ni en Viena. Y mientras no consiga algo mejor a lo que tengo ahora, virgencita virgencita…¡Y gracias otra vez por el piropo!.

¡Es que no es un piropo!, para mí, y para mucha otra gente, Miguel es un pianista tan bueno… ¡pero tan bueno!... comparable al mejor.

¿Imaginabas cuando estabas estudiando en Bélgica, que esto iba a ser tan duro?.

Pues yo me lo imaginaba más duro aún. Y lo de grabar discos directamente lo veía como imposible, y llevo 11 CD’s…Tampoco hay que exagerar, más dura es la mina.

Ja, ja, ja… si, si, tienes razón… es más dura…

¿Qué planes tienes a partir de ahora?... ¿vas a grabar algo nuevo, tienes algún gran concierto en perspectiva?.

Terminar Albéniz como he dicho. Y ya te iré contando lo de los conciertos a medida que se vayan confirmando que luego trae mal fario.

¿Tu estilo preferido es el español? O ¿qué estilo es el que más te gusta interpretar o para el que te encuentras especialmente dotado?.

Pues no lo sé. Todavía no he averiguado por qué algunas cosas se me dan mejor que otras. Y no va por estilos sino por obras concretas. Las hay que me cuestan un montón y otras que me resultan mucho más cómodas. Y lo peor es que no sé por qué. Cuando lo averigüe estaré muy contento. No tiene que ver con autores tampoco. Es un auténtico expediente X para mí.

¿Cómo definirías la forma de tocar de Miguel Baselga?. ¿Qué se va a encontrar en un escenario alguien que vaya a uno de tus conciertos?... (hay revistas como Classics Today que te definen como impetuoso, virtuoso, temperamental) ¿Cómo eres Miguel?.

Llevo toda mi vida persiguiendo el “Nosce te ipsum”… Esto es un poco como los ejercicios de yoga. Te dice el profesor “gira la pierna” y tú, al girar la pierna, giras también la cadera. Y no, el trabajo consiste en girar la pierna sin mover nada más. Pues eso es un poco lo que yo intento hacer, salvando las distancias. No trato de hacer una versión “original” por capricho sino que todo lo que hago, además de ser reconocible en la partitura, tiene que tener su sentido y su lógica. Me parece que fue Mahler el que dijo aquello de que “todo está en la partitura menos lo fundamental”. Aunque parezca contradictorio  se puede ser muy respetuoso con lo que está escrito y ser creativo y original. Eso es lo que yo busco. Lo que no tengo tan claro es que cualquiera lo pueda apreciar.

A la hora de ir a un concierto ¿qué música es la que te gusta oír, hay algún compositor o estilo que te guste más?.

Para mí los conciertos son como los restaurantes. Depende del día, de la temporada, de cómo me levante, de lo que me apetezca, del tiempo que haga…Epicúreo 100%. Según me dé, no tengo plan predeterminado.

Y además de la música ¿en qué ocupas tu tiempo libre?¿qué es lo que te gusta hacer el resto del tiempo?.

Leer, comer bien, dormir. Perder el tiempo en una palabra.

Miguel, muchas gracias por tu paciencia, espero que te recuperes pronto de esa gripe que tienes y también espero poder verte en directo muy pronto, en algún gran auditorio. Un abrazo y hasta pronto.



Para terminar, el primero mov. del. Concierto Fantástico de I. Albeniz, con Miguel Baselga al piano y la Orquesta Sinfónica de Tenerife dirigida por Lü Jia

No hay comentarios:

Publicar un comentario